El país más moderno que hace culto de su tradición en cada rincón. El país con mayor contaminación audiovisual que rinde pleistesía a la naturaleza y condena cuando alguien habla fuerte en el subte. Así es Japón con sus múltiples caras de una misma moneda