De las historias de San Petersburgo pasando por la llama encendida por la Revolución de Octubre a las crónicas de una Moscú actual. Un joya de la literatura, un libro histórico y otro de no ficción

Por Agustina Ordoqui

De repente, los ojos volvieron a posarse en Rusia. Sea por las noticias sobre los hackers rusos en la campaña presidencial de Donald Trump, las excentricidades de Vladimir Putin o la tensión con Occidente, sea por el centenario de la Revolución Rusa o por la realización del Mundial de Fútbol de 2018, el país está en el foco del mundo.

Dueña de un pasado remoto imperial, de un pasado reciente teñido de rojo y de un presente marcado por el híbrido de estos dos pasados, Rusia es tan desconocida para algunos como mágica para otros. Por esa razón, Revista Dínamo se propuso introducir a los lectores en la trama de su historia y su literatura apasionante a través de tres libros.
El primero es Historias de San Petersburgo, de Nikolai Gogol, editado por Alianza Editorial. Cinco relatos breves del célebre autor ruso (1809-1852) que transcurren en la que fue la capital del Imperio y desnudan a la aristocracia y a la sociedad de la época en una mezcla de sátira y fantasía, ternura y también crueldad. Los cuentos “La Nariz”, “El abrigo”, “La avenida Nevski”, “El retrato” y “Diario de un loco” transcurren en las frías y largas calles del San Petersburgo del siglo XIX. Es una forma de viajar a esa ciudad que hoy une vestigios de su historia europea imperial y de una aristocracia en decadencia con la modernidad.

Sobre el mayor hito del siglo XX del país, la Revolución Rusa, el lector cuenta con Diez días que estremecieron al mundo, del periodista estadounidense John Reed, editado por Marea Editorial, que narra desde adentro los albores de la revolución bolchevique de 1917. El libro no solo recopila relatos en primera persona de la efervescencia de esos días con trazos de una pluma magistral, sino que también ofrece una radiografía de quienes presenciaron intencional o accidentalmente la revolución y aporta fotografías de los protagonistas.

Por último, tras la caída del muro de Berlín y la llegada de las insignias del capitalismo (aunque con los carteles siempre en cirílico), el libro de Liliana Villanueva, Sombras Rusas, editado por Blatt&Ríos, permite descubrir una Moscú en plena transición. Villanueva, argentina y casada con un corresponsal alemán, se convierte de forma casual en periodista y plasma en sus crónicas cómo es vivir entre rusos, descubrir la capital y encontrar historias que tocan a la hispanidad más que lo pensado.