El octeto de Jazz liderado por Martín Lozano, presenta Negro, un show en un formato inusual, donde los espectadores escuchan a la banda mediante auriculares.

Por María Luján Torralba
@lujitorralba

10474863_10203836515290788_1736419628851502536_n

“Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad. No es posible despertar a la conciencia sin dolor. La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que parezca, para no enfrentarse a su propia alma”. Esta frase del psicólogo y ensayista suizo, Carl Jung es un fragmento del texto que inspiró al músico Martín Lozano para denominar a su espectáculo Negro. “Lo que nos diferencia a cada uno son nuestras oscuridades y ésta es la que me diferencia a mí, por eso se llama así”, declara el joven bajista de 30 años quien fue elegido en el 2013 como músico revelación por la prensa argentina en la encuesta anual de El intruso, por Olasi, su primer disco.

Si hay una frase que define a Negro, esa es “una nueva experiencia”. Intimista y cautivador, el show que se brinda miércoles de por medio en el centro cultural El Quetzal propone una conexión única con la música, específicamente, el Jazz. Quienes asistan deberán llevar sus propios auriculares lo cuales serán conectados a una potencia por donde saldrá el sonido de los instrumentos musicales. Así como un ensayo de estudio abierto al público, Negro fusiona concentración y excelente calidad sonora para los oídos más exigentes. Martín Lozano explica: “Todos los que tocamos también tenemos auriculares y nuestra propia mezcla, entonces la experiencia es la misma de una grabación pero la diferencia es que se escucha inmediatamente por la gente. La técnica implica que todo lo que sale de la consola va a varias potencias de auriculares que cada una tiene ocho entradas. Cada oyente se acerca a una mesa, enchufa sus dispositivos y disfruta.”

10431542_10203836501250437_7129334006574865333_n

10342784_10203836519050882_3181587645505481492_n

La banda, recientemente formada, cuenta con composiciones de Martin Lozano, arreglos de Pablo Butelman y las participaciones de grandes músicos como Tomas Babjaczuck, Federico Lazzarini, Juan Tores Fernandez, Ezequias Aquino, Joaquin Sellan y Larry. El proyecto estrenado hace dos fechas tuvo una gratificante recepción del público, que no sólo se sumergió en el viaje sensorial propuesto por la música sino que también ha generado un vínculo implícito con los artistas.

Martín Lozano comenta que la idea del proyecto surgió, por un lado, a partir de haber presenciado él mismo un concierto similar, y por otro, como una necesidad de invitar al público a escuchar su música con el mejor sonido posible. “Los lugares para tocar suelen ser difíciles por cuestiones de acústica y yo siempre suelo salir algo decepcionado con eso, a veces no se escucha del todo bien el show. Sobre todo siendo bajista, siento que el bajo no se suele escuchar correctamente, por lo general hay inconvenientes. De esta forma se unifica y todos deberían escuchar lo mismo independientemente de la ubicación. La única variable es el dispositivo de cada uno, lo que sale de la consola es lo más real de lo que tocamos”, concluye.

negro (1)

Negro
El Quetzal
Guatemala 4516, Ciudad de Buenos Aires
Miércoles 30 de julio y miércoles de por medio hasta septiembre inclusive.
20.30 hs
Entrada: $60

ciclo negro

Ver cómo llegar