Los hermanos Ariel y Sebas Vocalino son los fotógrafos, son las imágenes, son los otros. Su obra, cargada de intensidad y significados, replantea la esencia de la fotografía.

Por María Luján Torralba
@lujitorralba

auto_0

Ellos van con sus bicicletas por terrenos abruptos y salvajes. Usan misteriosas máscaras tejidas para convertirse en un único alterego que viaja en el tiempo y el espacio. No son los nuevos héroes de Marvel, son los hermanos Ariel y Sebas Vocalino. Fotógrafos los dos, formaron un equipo de trabajo donde la conexión entre ellos va mucho más allá de los lazos familiares. En el año 2008, comenzaron la serie artística Turista, y de ahí en adelante, gracias a la colaboración permanente de la curadora Grace Bayala, iniciaron una obra exquisita e intensa.

Como si fueran los Jorge Luis Borges de las fotos, la obra de Los Vocalino tiene sorprendentes puntos en común con los textos del escritor. El paso del tiempo, la construcción de la memoria, la soledad, los sueños, los portales, la historia personal, la figura paterna, los viajes, y los “otros yo”, son temas recurrente en las imágenes, que además de su belleza estética y de su impecable calidad, son disparadores de ideas que seductoramente guían al pensamiento por un sinuoso laberinto. Es fotografía que habla de la función existencial de la fotografía.

Casi sin proponérselo en un principio, y gracias a la ayuda de Grace, los hermanos logran hacer un profundo análisis introspectivo de su obra la cual nació como una necesidad, una pulsión. Ariel había sido director de arte por más de 10 años y Sebas hacía seis que trabajaba en estudios de fotos. Sus trabajos en publicidad y cine les sirvieron de background para un nuevo camino juntos. Hoy, se plantan desde otro lugar, y reflejan su presente en la nueva serie que publicarán próximamente, donde ambos aparecerán por primera vez frente a la cámara como entidades por separado y con máscaras tejidas personalizadas con sus propios rostros.

Cuando uno se pone la máscara, sólo dejan fluir lo que está pasando, y esa verdad no se retoca, ya que ninguna foto tiene trabajo de posproducción. Como sale, sale. Con esa misma espontaneidad recorrieron en bicicleta la Argentina en 40 días, y con esa misma espontaneidad, transitan los dos juntos un recorrido tan auténtico como místico.

TURISTA, 2008

turista-st-moritz-selec

Sebas: “Nuestra primera serie turista es un enmascarado sacando fotos. Al principio no sabíamos para qué era, era para hacer algo, para hacer cosas. El que se ponía la máscara siempre era alguno de nosotros dos. Nos empezamos a dar cuenta que cuando íbamos a hacer las fotos empezaban a pasar cosas que no estaban planeadas entonces dejábamos fluir eso. Todo lo contrario a lo que pasaba en publicidad, es muy difícil que haya una cosa extra. El turista en verdad era un nexo entre los dos, no era ni él ni yo, era un intermedio, un tercer hermano del medio. Siempre hacía cosas que a nosotros nos gusta hacer, o andar en bici, sacar fotos, o cosas para pasar el tiempo. Siempre la base es el tiempo, la medida, es la unión de toda la serie, el tiempo que pasa.”

dibujo8_0

– “Yo he de quedar en Borges, no en mí (si es que alguien soy), pero me reconozco menos en sus libros que en muchos otros o que en el laborioso rasgueo de una guitarra. Hace años yo traté de librarme de él y pasé de las mitologías del arrabal a los juegos con el tiempo y con lo infinito, pero esos juegos son de Borges ahora y tendré que idear otras cosas. Así mi vida es una fuga y todo lo pierdo y todo es del olvido, o del otro. No sé cuál de los dos escribe esta página” (Borges y yo)

ascensor

Ariel: “Arrancó por necesidad. Necesitábamos un lugar de estudio en vez de esperar que nos llamen de la nada. Hasta ese momento hacíamos trabajos más desde lo superficial. Yo había encontrado estas máscaras en un viaje a Perú. Allá las usan en el carnaval para esconderse y liberarse. Las vi y me atrajeron mucho, compré como diez. Cuando volví se las mostré a él y creamos a esta persona que está entre nosotros dos. Podía ser cualquiera de la raza humana, este era un punto fácil de leer.”

turista-en-bici

“En todas las fotos está nuestra postura ante la cuestión del tiempo. El campo de acción es muy chiquito, siempre está nuestra familia, nuestro barrio. Señalamos nuestros miedos con respecto al paso del tiempo. El turista está en la puerta de nuestra casa donde levantaron el empedrado para asfaltar y la callé cambió mucho, por ejemplo. También, está en el club Harrods que es donde voy a nadar. El miedo es que un día sea Sportclub y no sea más el clásico club que es ahora. En las imágenes planteamos nuestra postura ante el espacio y el tiempo, la arquitectura y los afectos.”

club

reloj

“Hay una imagen que es enfrente de casa y nos dispara a pensar el tema de los viajes, cómo uno se va a una hora de la casa y vuelve a otra. Cómo cambia el lugar a lo largo del día. Hay gente que viaja con su almohadita para poder viajar en el tiempo con algo propio. Se abre un portal. La almohada como portal.”

TURISTA, 2008. BRASILIA

dsc1325

Ariel: “Fue todo muy impulsivo, teníamos ganas de ir a Brasilia habiendo elaborado un plan mínimo, que era ir corriendo y unir todos los lugares de Brasilia con un vestuario específico. Corriendo por Río me lesioné entonces tuvimos que abandonar ese plan. Nos juntamos y nos acordamos de una anécdota de nuestro papá que un viaje por el sur se quedó sólo en medio de la ruta sin nada. Y a nosotros el hecho de ir con un plan y no poder cumplirlo nos hizo acordar de eso. Llegamos a Brasilia un sábado, estaba totalmente desierta pero a su vez todos los hoteles estaban reservados desde el lunes. Porque es una ciudad donde la gente nada más va a trabajar y los fines de semana se vuelven a sus casas. Las distancias eran muy largas y no eran para hacer a pie. Para cruzar una avenida tardamos 15 minutos, todo era a otra escala no humana, sino de vehículos. Empezamos a hacer una performance de lo que nosotros imaginamos que le había pasado a nuestro viejo. Es un tipo que va por laburo a algún lado, pero siempre peleándola y muy perdido, por eso está descalzo y con la bragueta abierta. Representa la soledad del viajante. Son mundos muy aislados. La cuestión es cómo el hombre cambia tiempo por dinero. Lo bueno es que fuimos viéndolo día a día. Pasaban las cosas que pasan en los viajes que a mi me molestaban. Fue todo muy sentido. El enmascarado finalmente encuentra hotel y se queda dormido. De nuevo se repite la idea de la almohada como portal a otro mundo. El turista sueña. Sueña lo que mueve al hombre, estar bien, vestirse con ropa nueva, ser un ganador.”

dsc1422

– “Funes discernía continuamente los tranquilos avances de la corrupción, de las caries, de la fatiga. Notaba los progresos de la muerte, de la humedad. Era el solitario y lúcido espectador de un mundo multiforme, instantáneo y casi intolerantemente preciso. Babilonia, Londres y Nueva York han abrumado con feroz esplendor la imaginación de los hombres; nadie, en sus torres populoss o en sus avenidas urgentes, ha sentido el calor y la presión de una relidad tan infatigable como la que día y noche convergía sobre el infeliz Ireneo, en su pobre arrabal sudamericano. Le era muy difícil dormir. Dormir es distraerse del mundo.” (Funes el memorioso)

dsc1765

armado-panoramica1-1

armado-panoramica-2ba-photo

PADRE E HIJO, TURISTA, 2009

dsc0150

Ariel: “Un día le dijimos a nuestro viejo que íbamos a caerle en la oficina y hacer algo con las máscaras. Experimentamos hasta que observamos que su oficina y la del socio son como espejadas y surgió hacer como un juego de espejos.”

dsc0177

Sebas: “Primero fue Ariel, entonces mi viejo hizo posturas y poses. Después fui yo, y era todo joda. Entonces vimos que pasó un poco lo que pasa entre padre e hijo mayor e hijo menor. Fue algo corporal. Cuando uno se pone la máscara no se habla más entre nosotros. Las cosas van pasando.”

dsc0157

Ariel: “Todo esto los vimos después. Parecía que había un espejo real. Son aspectos que aparecen en todas pero algunas lo acentúan más que otras. Esto muestra cómo es la relación con el padre, nos sirvió para vernos. Como herramienta nos sirvió.”

FUIMOS ETERNOS, 2008

dsc0051

Ariel: “Pareciera que la foto quiere retratar el presente, pero nosotros sostenemos la idea de que no hay foto que te hable en presente. Queríamos desafiar el hecho de que la foto es siempre el pasado, queríamos hacer fotos que siempre tengan razón y para que tengan razón, entonces tenían que ser en pasado. Fuimos a Pinamar con nuestras novias y padres, y cada uno hizo un cartel de lo que éramos en ese momento pero en pasado. Por ejemplo, él (Sebas) puso fuimos novios y luego se separó, entonces como que el experimento de la foto y el tiempo fue verdad, aunque sea algo feo. La foto es detrás de la carpa porque nunca fuimos a un balneario siempre a la parte de playa pública, y queríamos que las fotos sean desde un lugar de verdad, no que quieran agradar. Nuestro objetivo es que la calidad sea óptima para proyectarnos ahí tuvimos que meternos bien adentro nuestro. Son las raíces de Latinoamérica, de Argentina, de Almagro, de una familia con raíces del tercer mundo, pero las fotos con calidad del primer mundo.Nos gusta nuestro mundo y que a todos les resulte visualmente atractivo. El “Fuimos eternos” es un pasado eterno.”

dsc0059_0

Cada instante es autónomo. Ni la venganza ni el perdón ni las cárceles ni siquiera el olvido pueden modificar el invulnerable pasado. No menos vanos me parecen la esperanza y el miedo, que siempre se refieren a hechos futuros; es decir, a hechos que no nos ocurrirán a nosotros, que somos el minuciosos presente.” (Nueva refutación del tiempo)

dsc0031_0

ORO, PLATA Y BRONCE, 2011

dsc0796

Ariel: “Entre el deporte, el agotamiento físico y el tiempo hay una relación. En el 2011 se hicieron unos Juegos Panamericanos acá en Buenos Aires y fuimos a fotografiar a los maratonistas para retratar la cara de la gente cuando le ganaba al tiempo. Analizando el ritual llegamos a pensar que era la muerte del tiempo. Era un muerto el que salía fotografiado.”

dsc0810< Sebas: “Tenían una tranquilidad que ya lograron algo. Dieron todo y el gesto ese no se lo podés explicar a un modelo.” dsc0786

Ariel: “Más allá del deporte, es difícil encontrar gente que en el día a día de todo. Los niños son de las pocas personas que persiguen con todas sus fuerzas lo que quieren. Luego con el crecimiento se abandona esa actitud de hacer con todas las fuerzas algo. En los deportistas veíamos eso, esa muerte. Con las flores, se subraya más esta idea de la muerte. Elegimos a los de perfil bien latino. Vemos otra belleza, las mujeres eran como vírgenes. Sentíamos que esta gente después de este esfuerzo estaba en otro plano.”

dsc0797

– “Me sentí muerto, me sentí percibidor abstracto del mundo; indefinido temor imbuido e ciencia que es la mejor claridad de la metafísica. No creí, no, haber remontado las presuntivas aguas del Tiempo; más bien me sospeché poseedor del sentido reticente o ausente de la inconcebible palabra eternidad. Sólo después alcancé a definir esa imaginación” (Nueva refutación del tiempo)

COMUNIDAD, 2010

dsc6154

Sebas: “Vivimos en un PH que cada 6 meses se renueva la gente. Cambian los vecinos y no nos damos cuenta. Es algo super normal tener vecinos pero no siempre somos conscientes de que el tiempo pasa y un día golpeas la puerta y es otro. Así, fuimos golpeando las mismas puertas en distintos momentos y registramos el paso del tiempo. También, observamos más tarde, cómo el sólo gesto de abrir la puerta dice de la personalidad de cada uno.”

dsc9456

Ariel: “Es la misma casa pero otro mundo. Con unos conectas con otros no. Esta serie es como un reloj humano. Hoy estamos en el futuro de antes. Además, fue una de las pocas veces que retratamos a alguien sin posar, sin saber que lo estaban fotografiando y de tan cerca.»

dsc9459

– “Nadie ha vivido en el pasado, nadie vivirá en el futuro: el presente es la forma de toda vida, es una posesión que ningún mal puede arrebatarle… El tiempo es como un círculo que girara infinitamente: el arco que desciende es el pasado, el que asciende es el porvenir; arriba, hay un punto indivisible que toca la tangente y es el ahora. Inmóvil como la tangente, ese inextenso punto marca el contacto del objeto, cuya forma es el tiempo, con el sujeto, que carece de forma, porque no pertenece a lo conocible y es previa condición del conocimiento” (Nueva refutación del tiempo)

TODOS SEREMOS FOTOS, 2011. NEW YORK

p1210525

Ariel: “Usualmente se entiende que las fotos son para inmortalizar a la gente, momentos, fechas. Entonces me dieron ganas de hacer fotos que no sirvan para recordar nada. Puse la cámara en macro y saqué miles de fotos todas fuera de foco. Para mí, mirándolas después, llegué a la idea que así funciona la cabeza. Yo las veo y me permite entrar al momento, al no estar terminadas, me permite continuar el recuerdo en la cabeza, me permite seguir editándola. Como que se activa y se vuelve presente con variaciones. Tiene estas fallas que tiene la memoria. La idea era seguir editando esa pérdida.”

p1220602

p1210624

– “¿Existe el Aleph en lo íntimo de una piedra? ¿Lo he visto cuando vi todas las cosas y lo he olvidado? Nuestra mente es porosa para el olvido; yo mismo estoy falseando y perdiendo, bajo la trágica erosión de los años, los rasgos de Beatriz.” (El Aleph)

RIO, 2008 Y 2012

dsc9248_0

Sebas: “Todos los domingos cierran en Rio la avenida y la hacen peatonal, la gente va, hace deporte. Saqué fotos de ahí en el 2008 y luego volví en el 2012 y con la idea de hacer las mismas tomas. Mi deseo es seguir mientras viva. Se ve el paso del tiempo en los colores, las modas, las poses y también en mi forma de tomar las fotos. Antes era con cámara analógica, ahora con digital, tal vez la próxima sea con un celular. Si lo sigo voy a ir uniendo las series y se notará más el cambio.”

dsc9347

rio-3

www.losvocalino.com