Emmanuel Luis Franco es Zorro de mama. Tiene 25 años y vive en Luján, la cuidad que vio publicados en diarios y fanzines locales sus poemas. Realizó el Taller de escritura de Ignacio Molina y sus textos pueden leerse en este sitio: http://zorroriental.wordpress.com/. Emmanuel se considera una persona reservada.

Por María Luján Torralba
@lujitorralba

¿En qué te inspiras a la hora de escribir?– Trato de inspirarme en alguna imagen que se me viene a la mente, de algún viaje o de algún comentario que haya escuchado. Muchas veces pienso en el campo donde pase mi infancia y eso ayuda mucho al proceso creativo. Siento que desde ese recuerdo se traza un camino.

¿Cuáles son tus referentes poéticos?– No me gusta mucho la palabra “referentes”. Tengo escritores con los que coincido y siento cercanos. Entre ellos están Marosa Di Giorgio, Virginia Wolf, Jorge Luis Borges, Franz Kafka, Albert Camus. Y varios que no recuerdo.

¿Qué estilo de escritura te define?– Creo que la prosa poética es el lugar donde me siento cómodo. Aunque estoy intentando trasladarme a la narrativa. Me gusta mucho el juego con la textura del lenguaje, las diferentes capas que se pueden afectar a la hora de la creación.

¿Qué es ser un poeta?– Ser un poeta es una persona que busca trasmitir su propio relato acerca del mundo, de su realidad, de su percepción mediante la escritura. Un relato sincero que se moldea según las experiencias y las carencias. Es difícil definir algo tan abstracto como el arte de la poesía, pero creo que se trata sobre coincidir en papel y mente la mirada de uno mismo.

¿Cuál es tu poema favorito de otro autor?– No tengo uno favorito pero Yendo por aquel campo de Marosa Di Giorgio me conmueve como pocas cosas.

¿Y el propio?
– Me gusta mucho Lanzallamas de acuario. Siento que logré contar lo que rondaba mi mente en ese momento.

¿Con qué personaje de ficción te identificas?– Con ninguno. No me gusta pensar a la literatura como el reflejo de uno mismo. Es mejor para mí pensarla como una distorsión.

¿Qué música o canción acompañan tus poemas?– La música es muy importante. Siempre que escribo algo debe estar acompañado de la melodía indicada sino me es imposible empezar a diagramar un texto. Björk, Radiohead, Deerhunter, Stereolab entre otros son los que suenan últimamente mientras escribo.

¿A qué artistas de otras disciplinas admirás?– Admiro mucho a los músicos y a los pintores. Creo que su labor en este mundo es grande. Tengo muchos amigos que se dedican a estas disciplinas y me conmueve mucho ver el esfuerzo como motor de sus creaciones. Son imprescindibles en nuestro mundo.

Cuando escribo, entre las diversas emociones que se suceden, siento que existe un lugar para mi. Un espacio donde puedo ser yo sin necesidad de artificios, un refugio.

A los lectores de Dínamo, les dejo este poema:

LANZALLAMAS DE ACUARIO

Lanzallamas de acuario
Violento nutrir merecen los húmedos
Soy el nadie que todos recuerdan
Nefasto en ternura nací primero
Soy el lanzallamas de acuario
Aquellos que juzgan merecen inundarse
En fuego violeta
Quemar el cielo y dañar a algún dios temible
Mi misión
Guerrero de estrella y lanza jarrón
Acuario me ilumina la sangre
Coral de espejos, ranas aterciopeladas
Mi hogar, empresa de batalla y muerte
Soy el lanzallamas de acuario
Jauría de arpones quieren quemar el cielo
Arriba los ángeles tiemblan fluidos
Comenzó la guerra de los nutridos
La luna me rinde culto
Por eso será castigada
Vengare su sombra comiéndome alas de ángel
Mis manos amasan llamas
Nadie tiene derecho a mirarme
Soy honor perdido en la selva eléctrica
Pelea milenaria contra jerarquía cruel
Sagrado monumento a la muerte
Abro el cielo
Gran capa de sangre en el aire
Lanzallamas de acuario
Se mueren las plumas
Me mancho con un dios temible
Declinan los turbios senderos
El monarca divino escapa
Soy el lanzallamas de acuario
Guerrero sutil de veneno caliente
Enemigo de los dioses