Paisajes fantásticos, rostros con miradas profundas y misterios cósmicos. Elías Santis es el joven artista plástico que acompaña con su obra y su alma la transformación del mundo

Por María Luján Torralba
@lujitorralba
lujan@revistadinamo.com


La Fábrica del Mundo
Acrílico sobre tela
120 x 80 cm
2008

Místico e iluminado. Elías Santis es un receptor de las energías del mundo. Un mundo que muta, que se transforma y que necesita de alguien que lo interprete. Es así que este joven artista refleja en su obra su alma cautivada por la ciencia, la espiritualidad y los cuerpos celestes.

Inspirado por las fuerzas naturales, el artista plástico argentino radicado en Chile desde hace siete años, es un alquimista que cultiva el arte de la transmutación de símbolos y las revelaciones cósmicas. A partir del juego de analogías que él mismo propone con su obra, se podría relacionar a Elías con el Principito de Antoine de Saint-Exupéry. El joven artista de 32 años es un ser con una sensibilidad extraordinaria y con una sabiduría interna traída de otros lugares del universo, sin dejar de ser un aprendiz de nuevos conocimientos. Como un iniciado en las conexiones mágicas, Elías irradia encanto y conmueve con su arte. No es casual que en su pieza “El cordero gravitacional” no haya corderos sino una caja con tres agujeros.

Sus obras se las podría clasificar dentro del Realismo Mágico o a la Figuración Narrativa, sin embargo su estilo es tan personal que sólo se lo puede englobar dentro del Santismo. Quien contemple una pieza de Santis transitará diferentes estados emocionales que se disparan a partir de la seducción de la belleza de las imágenes para luego sumergirse en un túnel de incógnitas y alegorías manifestadas en cada detalle.

Elías Santis invita a la sorpresa y a la reflexión, mientras continúa alumbrando los misterios eternos y generando nuevos enigmas

CIENCIA, RELIGION Y ARTE

“A los humanos les fascina la astronomía más allá del estudio científico de la misma. Nos fascina siempre ese lugar de donde venimos, que es cualquier cuerpo celeste más grande que nosotros. Pienso que siempre nos interesó lo grande y pequeño. Porque existen dos formas de infinito, aunque muchas veces se piense en una sola. Lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño. En un momento determinado de la historia, al ser humano le comenzó a interesar lo infinitamente pequeño, que luego devino en la ciencia, en la física cuántica. Esto es en lo que está la ciencia ahora, que se empezó a mezclar con la fantasía, porque el ser humano necesita imaginar, ya no puede ver, no existen los medios como para ver en algo tan pequeño, entonces tiene que imaginar cosas y especular. Toda la nueva ciencia es una especulación que es hermosa y que también es libre porque todos podemos imaginar y no hace falta ser un científico para poder imaginar. A la ciencia se le está yendo el poder de las manos. Hay muchas teorías difíciles de comprobar y a su vez todo se puede comprobar y transformar en la experiencia diaria. En un tiempo fue la religión la que nos dio las reglas, después fue la ciencia que se comportó como la nueva religión invitándonos a creer que, por ejemplo, si uno hereda cierto patrón de la familia no puede cambiarlo, sin embargo, el mismo ADN se puede transformar. Todo se puede transformar, es cuestión de generar la energía suficiente. Eso es el arte.”


Las partículas elementales
Acrílico sobre tela
130 x 170 cm
2010

LA LIGA DE ARTISTAS AFICIONADOS A LA ASTRONOMIA
(Exposición realizada en mayo 2012 en el Planetario Galileo Galilei de Buenos Aires – Muestra del trabajo de artistas locales que investigan y crean obra conceptual a partir de referencias astronómicas)

“Yo estaba acá, en Chile, cuando Sebastián Desbats, curador de la muestra de la L.A.A.A., se contactó conmigo. Él había conocido mi trabajo en Arteba y me invitó a formar parte de este proyecto que me dio muchas satisfacciones ya que mucha gente conoció mi trabajo en vivo por esa exposición. Yo estuve muy feliz de compartir espacio con Paula Duró y Diego Gravinese porque me siento muy cercano a ellos, somos energías compatibles”


Transfiguración y árbol de naranjas – obra expuesta en el Planetario
Acrílico sobre tela
160 x 210 cm
2011

EL PODER DEL VIENTO
(Elías, como miembro del colectivo artístico No Definitivo, participó de la muestra Kosmos Buenos Aires llevada a cabo en el Museo Etnológico de Hamburgo de junio a agosto, 2012)

“Hamburgo es la ciudad más hermosa que conocí, y la que me reveló el poder del viento y las nubes. Pero el viento sobre todo, que es en lo que estoy mutando yo y en lo que está ahora mutando mi trabajo. Cuando la pintura empieza a mutar, mi alma empieza a mutar, porque una es la herramienta para la otra. Estar allá fue increíble, era la primera vez que viajaba a Europa. Una de las pinturas, la más grande, que se llama Andrómeda y Omnicordio, la terminé ahí en el mismo museo. Pasé muchas noches hasta las tres, cuatro de la mañana solo pintando. Era fascinante. Yo creo que en otro tiempo de mi vida, que es muy larga, ya había estado ahí, me sentí muy familiarizado.”


Andrómeda y Omnicordio
Oleo sobre tela
160 x 210 cm
2012

ELIAS TRANSITA LOS ÚLTIMOS PERÍODOS EN LA TIERRA

“Después cuando termine esto, regresaré al planeta de donde vengo. Son muy pocos los humanos que nacieron en la Tierra, la mayoría de nosotros proviene de otros lugares. Cuando están terminando lo que tienen que hacer regresan a esos lugares, y después si quieren pueden volver. Pueden ser otros planetas u otras dimensiones, que hay muchas. Mi memoria es muy mala, entonces esto que cuento es información que viene desde mi instinto, yo digo completamente convencido que regreso a un lugar que no es en este planeta y no tengo una estructura racional para comprobarlo, solo pido que confíen en lo que digo. Es algo instintivo. Esencialmente lo que estamos desarrollando ahora como especie, que es el mejor momento para hacerlo, es nuestro instinto. A través de él ya estamos logrando comunicarnos telepáticamente.”


La Lectura (tēlepátheia)
Oleo sobre tela
80 x 100 cm
2011

“Es muy importante poner atención a los procesos de cambio como individuo. Es que si yo como individuo estoy sufriendo o vivenciando una mutación es muy probable que mi especie en sí también lo esté vivenciando, y el planeta, el sistema solar y la galaxia. Hacia lo más grande y hacia lo más pequeño. Mi células, todo mi cuerpo se está transformando, a través del espíritu. Siento que este cambio no lo estoy haciendo yo solo, es una fuerza mucho mas grande, entonces yo me pongo en manos de eso y sirvo de herramienta para que esa mutación sea un hecho como tiene que ser. No trato de retenerlo porque cuando uno pretende impedirlo, a la larga acontece igual. Es mejor acompañarlo a que suceda naturalmente.”


Atardecer de los ídolos
Acrílico sobre tela
120 x 150 cm
2009

LOS MULTIPLES MENSAJES DE LA OBRA

Hay algo que siempre está en toda mi obra, porque yo adoro que eso siempre esté, que es el misterio. Todas mis pinturas guardan muchísimos secretos infinitos. Por lo general, uno cree que un artista tiene una obra con un mensaje para los demás y se supone que él sabe cuál es. Ese mensaje es un misterio, incluso para mí. La última vez que estuve en Buenos Aires, a principios de septiembre, fui a dar unas charlas a las clases de Marina Fages y de Paula Duró en el Patio del Liceo. Fui porque las quiero mucho y porque había mucha gente interesada. Las personas que asistieron me expresaban sus visiones de mis pinturas y para mi fue muy revelador porque veían muchas cosas que yo nunca había visto. A veces es muy bueno para el pintor no hablar mucho de lo que uno cree que sabe, eso da la libertad a interpretar lo que quieran, y eso que ven es real. Me dijeron cosas increíbles que yo nunca había percibido y todo cambió, me sentí mucho más libre, y la pintura es mucho más libre también, de mi sobre todo. Son seres libres. La obra está viva cuando alguien la está viendo, tiene un mensaje múltiple, infinito.”


El cordero gravitacional
Acrílico sobre tela
50 x 75 cm
2009

ELIAS Y LA MUSICA

“La música como un ser independiente, un ser libre, esta haciendo gran parte del trabajo tan grande que hay entre los seres vivos. Me vi elegido por la música como medio de expresión, ella se expresa a través mio, y parte de esta mutación que estoy experimentando es gracias a la música. Soy un aprendiz del viento. Ahora toco la flauta dulce todas las mañanas, la tengo al lado de mi cama. Siempre creí ser un ser de tierra, por eso se me hacia muy difícil mezclarme con el aire. Entonces, una maestra mía me dijo que debía convertirme en polvo. A veces las mutaciones implican un poco de dolor, pero es algo que hay que aceptar, para que el proceso se de más rápido, de forma más orgánica. La música esta haciendo un trabajo increíble y todas las formas de arte se unieron para llevar a cabo el cambio del mundo. De una. Está sucediendo algo ahora que es que todos nos estamos convirtiendo en obras de arte o algo similar. A medida que voy siendo más libre, mas puedo experimentar a través de otras disciplinas artísticas por fuera de la plástica. Por ahora prefiero mantenerme virgen de conocimiento teórico de la música, entonces compongo cosas con la flauta o el piano, que lo descubrí en Hamburgo. En la residencia donde nos hospedábamos había un piano, un día lo empecé a tocar y la gente que pasaba me decía que le gustaba lo que oía. Eso me dio mucho ánimo. Es importante expresar cuando te gusta algo de alguien. Decírselo, es muy bueno, te hace muy bien.”


Paisaje de Praga
Oleo sobre tela
30 x 40 cm
2012

LA ENERGIA DE LA OBRA

“Es importante aclarar que los humanos vienen de las estrellas. Venimos de las estrellas y tal vez volvamos hacia ahí, no estoy seguro. Puede ser un retorno a un lugar donde nunca estuvimos. Tal vez todo eso quiere decir de dónde provenimos, y tal vez, todo lo que pintemos. Hay muchos pintores que estamos trabajando para lo mismo. Nicolás Manning es un pintor chileno, con quien nos estamos reuniendo estos días para conversar sobre a dónde vamos. Justo, el otro día, hablábamos que nosotros estamos regresando. A pesar de coincidir en estas ideas, su trabajo es muy distinto al mío, él es un maestro de luz, sus piezas tienen muchos colores. Él crea luz con la pintura, es hermoso. Por ahora no haremos obra juntos, pero igual estamos muy relacionados. Con Paula Duró también, eso va más allá de nuestra intención, son las energías de las obras, que, si son compatibles, se potencian y se ayudan. Pasa que hay pintores que pintan los mismo en distintos momentos, y ahí te das cuenta que hay una energía mucho mas grande que nos hace crear nuestros cuadros. Mucho más grande que nuestro pensamiento. Por ejemplo, hace poco estaba con un amigo en el taller y nos pusimos a ver el film Viaje a la Luna de Georges Méliès (1902). En un momento, mi amigo descubre que la escena que estábamos viendo en la pantalla era muy similar a un cuadro mío que justo estaba detrás. Fue muy emocionante. Es muy hermoso descubrir esas conexiones lejanas a través de la imagen y a través del tiempo.”


Escena de Viaje a la Luna de Georges Méliès


Octo Pad
Oleo sobre tela
80 x 100 cm
2011

“En mi caso, creo que me estoy convirtiendo en un especie de ave, por eso, hace unas semanas me enviaron una pintura de la artista mejicana Leonora Carrington que se llama Quería ser pájaro (1960) sobre un joven pintando un huevo dorado. Ahí te das cuenta que los pintores y los artistas que trabajan, no por una motivación personal sino por una motivación de ayudar al cambio de la especie y al desarrollo del cosmos entero, llegamos a trascender el tiempo muchas veces. Es una motivación más universal porque sé que trabajando para eso igual va a estar todo bien para mi, que soy mucho más pequeño. Lo bueno en el caso de la obra de Carrington, es que esa pintura tiene múltiples significados, cualquier hecho tiene múltiples significados.”


Quería ser pájaro de Leonora Carrington

A VECES LOS CUADROS SON COMO ESCENAS DE UNA HISTORIA MAYOR

“Puede ser que cada escena sea parte de una historia mayor. A veces se hace evidente y entonces tengo el honor y la responsabilidad de continuar esa historia. Otras veces pinto y a los dos años siento que es momento de continuar la historia de esa pintura con otra escena. Creo que no sólo todas forman parte de una historia mayor sino que también forman parte de la historia universal de la pintura. Muchas veces son escenas que continúan la historia de una pintura del 1.600, y es ahí que la re significa y transformamos el símbolo. Siempre hablamos del inconsciente pero también existe el supraconsciente que es algo que está hacia arriba y es donde flotan los símbolos. Yo puedo re significar los símbolos para re significar el mundo. Ese es mi trabajo. A veces pinto, sin saberlo, una escena que se parece a una pintura del Barroco, y una persona que se estaba atando los cordones en una obra, se los está desatando en otra, o sus cordones son de plata en una, y de oro, en otra.”


Aa
Acuarela sobre papel
15 x 21 cm
2011

ROSTROS

“Cuando empiezo a pintar a una persona siempre empiezo por los ojos. Ahora estoy pintando un retrato, que es una escena que me encargaron, y veo que empecé por los ojos, después las cejas, la nariz, la boca. La forma de la cara del ser humano es un lenguaje muy particular que está dentro de lo que es la geometría sagrada. Hay un lenguaje que expresa una información e intercambia mensajes entre cara y cara, y los gestos que se pueden hacer con ella. Es apasionante y me encantan los detalles de los rostros. Hay muchas personas que dicen ver el futuro de las personas a través de los rasgos del rostro. Se puede ver mucho de la historia de la persona según cómo se fue desarrollando su cara, y también se puede ver su árbol genealógico. Las expresiones de la cara pueden cambiar mucho según el estado de la persona. Es un lenguaje que me atrapa y desconozco. A veces estoy en un lugar y veo a los seres humanos que son todos tan diferentes entre sí que es impresionante. No existe una cara igual a la otra, y eso que se supone que somos todos iguales porque todos tenemos nariz, boca, etcétera, pero se puede observar que cada cara expresa un estado muy particular.”


Familia Perkins
Acrílico sobre tela
65 x 90 cm
2010


Retrato y Vía Láctea
Acrílico sobre tela
Ø 20 cm
2010

LOS AMIGOS EN LOS CUADROS

«Muchas veces me preguntan cómo elijo a las personas que pinto. El proceso creativo de los cuadros realizados a partir de una foto es muy particular. Suele sucederme que estoy en un momento de mucha paz o en otro momento de sensaciones extremas y me visita una imagen, también me ha pasado con sueños. En ese estado veo, por ejemplo, cuatro personas y que la del medio tiene una luz que está en el agua. Una vez que visualicé la imagen, convoco a mis amigos. El universo es muy sabio y siempre te rodea de los seres de los que tenemos que estar rodeado. Por eso elijo a mis amigos para pintar porque son las personas que están cerca mío. Después, a cada uno le asigno el papel de un ser. En un principio no significa nada en la vida de mi amigo estar pintado en la escena, pero después existen cosas en su vida que tienen relación con el personaje que está representando en la pintura. Los elijo de una forma muy intuitiva. Los reúno y armamos la escena, que luego va mutando de mi idea original porque ellos se mueven de otras formas, hacen otras caras. Eso es hermoso cuando pasa porque empiezo a transformar ahí mismo la imagen premeditada. Es una cuestión viva, no es una imagen que yo hice y ellos repiten, sino que vive. Y cuando la ve alguien, como tiene múltiples significados, le da más vida porque activa cada uno de esos significados con su visión. A veces, sé en qué paisaje se sitúan y después me doy cuenta que en verdad estaban en otro lugar, a veces no tengo ni idea donde van a estar y lo descubro después. Eso varía bastante por suerte. En cuanto más varían las cosas, mejor. Una vez traté de desarrollar un método para descubrir estas analogías que nos da la vida para que nosotros podamos seguir creciendo y aprendiendo, pero no pude.”


Principio holográfico y damascos
Acrílico sobre tela
130 x 170 cm
2010

LAS CIUDADES Y LOS ARTISTAS

“Estuve hace poco en Buenos Aires, pienso ir más seguido porque me encanta estar ahí. Tengo muchos amigos y allí los artistas dialogan muy fluidamente, y eso me gusta. No existe, o yo no siento que haya, una competencia entre ellos; siento que se ayudan. Ahora estoy sintiendo en Santiago que eso está pasando cada vez más, pero Chile en sí es un país muy influenciado por Darwin, entonces tienen la visión de que el más fuerte gana. Somos parte de los que estamos cambiando, los artistas acá están empezando a ayudarse más, siento que en Buenos Aires eso fluye más naturalmente. En Chile vivo desde hace muchos años y me encanta estar acá, amo vivir acá. Santiago es una ciudad hermosa. Es un diamante, puede ser mucho más hermosa. Es una ciudad muy especial. Hay mucha energía bajando por la cordillera, si lo pensamos de norte a sur.”


El círculo vicioso
Acrílico sobre tela
130 x 170 cm
2010

PROYECTOS

Mi proyecto más importante es ayudar a la trasformación. Estoy en un momento de total aprendizaje y de compartir conocimientos. Muy pronto voy a compartir con algunas personas algunos conocimientos sobre el universo y la pintura. Ahora, más formalmente, voy a tener una muestra en Berlín en noviembre, y el resto, es un misterio para mí.”


Galaxia
Lápiz y acrílico sobre papel -Pencil and acrylic on paper
21 x 32 cm
2011

Elías Santis en No Definitivo
La página de Elías Santis