Un viaje al pasado en una ciudad de Yugoslavia, donde la guerra terminó con todo, con los Filipovic, con las fábricas, con los grandes hoteles y solo quedan los restos de algo que no volverá a ser