En el Malba, se inauguró la colosal muestra «Obsesión Infinita» de la artista japonesa. «Cuando dejo de pintar, siento tendencias suicidas», confiesa. El resultado, cientos de obras

Por Agustina Ordoqui
agustina[@]revistadinamo.com
@agusinha

kusama 1

La llegada de Yayoi Kusama al Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) causó sensación, incluso antes de que se inaugurara la muestra. Los árboles cubiertos con telas rojas y lunares blancos –los famosos polka dots– auguraban que algo fuera de lo común se acercaba.

La exposición Obsesión Infinita comenzó este sábado 29 de junio. Se trata de la primera exhibición de la artista japonesa no sólo en Argentina, sino en toda América Latina. Las más de 100 obras, seleccionadas por Philip Larratt-Smith y Frances Morris, incluyen pinturas, trabajos en papel, esculturas, videos, slideshows e instalaciones.

kusama 2

La cantidad de piezas es tal que ocupan la planta baja y el segundo piso del museo. Ya al poner el primer pie dentro del Malba, se puede ver una superposición de cuadros extravagantes y coloridos, claros símbolos de su autora.

Kusama se confiesa obsesiva. El arte es un medio para canalizar y contener su locura. Pinta frenéticamente. Cuando deja de hacerlo, siente “tendencias suicidas”. «Hago mis obras para sobrevivir al dolor, al deseo de muerte», explica.

kusama 4

kusama 3

Sus problemas psicológicos la acompañan desde su infancia. “Debido a que mi madre era contraria a que me convirtiera en artista, emocionalmente empecé a ser muy inestable y sufrir crisis nerviosas. Al traducir el miedo de las alucinaciones en las pinturas, estuve tratando de curar mi enfermedad. Mi arte mantiene una estrecha relación con mi salud mental”, cuenta en su autobiografía Infinity Net.

Por fuera de los cuadros, una de las puestas más interesantes es The Obliteration Room, un cuarto todo pintado de blanco sobre el que los visitantes pueden interactuar y decorar jugando a ser Kusama por un rato.

Arriba, en el segundo piso, está el grueso de los trabajos, los más eclécticos. Una puerta cerrada que conduce a un lugar repleto de falos. Un par de pasos y una habitación oscura decorada con lunares fluorescentes, que llevaba a otro cuarto con luces de colores y reflejos que se reflejan al infinito.

kusama 6

kusama 5

La colosal muestra, que abarca la obra de Kusama desde los años 50 hasta 2013 se podrá visitar hasta el 16 de septiembre en el Malba.

Obsesión Infinita, de Yayoi Kusama
Malba – Fundación Costantini
Avda. Figueroa Alcorta 3415
De jueves a lunes y feriados de 12:00 a 20:00. Miércoles hasta las 21:00 con entrada a mitad de precio o gratis para estudiantes. Martes cerrado.

¿Cómo llegar?

Foto portada: Malba
Fotos interior nota: Agustina Ordoqui