Psicodelia, experimentación y bellas letras. Todo eso es Mompox, la banda emergente de ritmos retro futuristas que se presentará este sábado 6 en Niceto Club, con su show «1,2,3»

Por María Luján Torralba
@lujitorralba


Foto: HayFlash

Voces con inocencia erótica seducen los oídos. Quien escuche a Mompox ya no puede escaparse de ellos. Los múltiples sonidos encantan los espíritus cual flautista de Hamelin y la energía corre por las venas. C’mon everybody! Mompox es más que una numerosa banda de chicos que cantan coralmente pegadizos temas en inglés. Mompox es un show, una experiencia, un concepto. El ecléctico grupo que fusiona ritmos de los años 60’s y 70’s con un nuevo electropop, proyecta en sus seguidores su pasión por el baile. “Para nosotros, bailar es una de las más lindas expresiones del ser humano, es un momento de comunión mágica entre la música y todo tu cuerpo. Si te dejás llevar es maravilloso. El baile, además, es un eje central de nuestras presentaciones. Nuestra misión en vivo es hacer que la gente baile, libere muchas endorfinas y sea más feliz, por lo menos por el rato que dura el espectáculo”, revela Ignacio de Andrés, voz, guitarra eléctrica y sintetizador.

Mompox prueba, se adapta a los cambios, los incorpora, juega y crece. Luego de editar su primer disco Mompox & The big umbrela, donde tocaban en un formato mitad acústico y mitad eléctrico, Tomás (guitarra y voz en el primer Mompox) se fue a vivir afuera del país y su ausencia representó un punto de quiebre en el sonido y la composición de los temas. Fue en ese momento que comenzaron a remplazar varias guitarras por teclados y a desarrollar un costado más electrónico, aún mezclado con una base de rock (guitarra, bajo y batería). Después conocieron a Ernesto Romeo (Klauss) y se volvieron completamente locos por los sintetizadores. Eso tuvo una repercusión importantísima en la composición del segundo disco, ▲, donde empezaron a pensar la instrumentación de los temas basándose en sintetizadores y viejas cajas de ritmo. Ignacio explica: “El resultado de todo este proceso se puede ver en nuestro segundo trabajo que representa un cambio importante respecto del sonido predominantemente acústico de las canciones del primer disco. Una de las primeras personas que escuchó ▲ nos hizo un comentario muy simpático al respecto: ‘¿dónde está el disco que hicieron en el medio?’”.

“Un espectáculo para todos los sentidos, edades y orientaciones políticas y sexuales. Con flash del bueno, músicos invitados y muchas sorpresas que harán delirar al espectador” Anuncian en la invitación a su show «1,2,3» que se llevará a cabo este sábado 6 de octubre en Niceto Club. Mompox es una bomba musical que hará estallar al público en Buenos Aires como lo hizo en su reciente gira por México. Para que nadie se quede afuera de su propuesta, simultáneamente a las voces, proyectan subtítulos de las letras en castellano. Mompox irrumpe en la escena del under y promete llegar lejos. Acuérdense.


Mompox para Rolling Stone Argentina (2012) – Foto: Paula Salischiker

Revista Dínamo: ¿Cómo surgió el nombre Mompox? ¿Qué significa?
Ignacio de Andrés: Mompox es varias cosas. Primero, es un pasaje en Constitución, cerca de donde tenemos nuestra sala de ensayo. Ese pasaje se llama así por Fernando de Mompox y Zayas, un caudillo paraguayo que fue de los primeros en rebelarse contra la corona española en América Latina en el siglo XVIII y encabezó la denominada “Revolución de los comuneros”. Además, Mompox es un municipio en Colombia, célebre por su arquitectura colonial excelentemente preservada y declarado patrimonio histórico de la humanidad por la Unesco. Hace como cuatro años, estábamos caminando por Constitución y cruzamos por el pasaje Mompox y nos llamó la atención la cacofonía de la palabra, nos sonaba muy bien y terminaba con X, nos resultó una palabra llamativa. Queríamos encontrar un nombre para la banda que no estuviese en ningún idioma y que sonase extraño y Mompox apareció en ese momento y nos encantó. Además, los otros nombres que teníamos como candidatos eran verdaderamente malos.

RD: ¿En qué se inspiran a la hora de crear su música?
IdA: La inspiración es de esos fenómenos medio mágicos e inexplicables que atraviesan al artista. Sí, suena a cliché. Pero es bastante cierto. No sé si podríamos decir en qué nos inspiramos, pero podemos decir que la música de Mompox es una especie de ensalada psicodélica donde se mezclan las musicalidades y la impronta personal de todos. Nos gusta mucho escribir letras lo suficientemente voladas como para que cada uno saque sus propias ideas e interpretaciones de la canción. Eso es algo que siempre admiramos de gente como Syd Barrett, Bowie o Pixies, la manera en que la lírica abre un abanico de interpretaciones y una multiplicidad de imágenes posibles. En el último disco hubo mucho de retro futurismo, nos imaginábamos un escenario bastante apocalíptico y de ciencia ficción y a varios personajes que inventamos tratando de mantener viva la llama del amor y el deseo en un mundo desbordado de tecnología que se cae a pedazos.


Mompox MSTRPLN – Foto: Lucía Schachter

RD: ¿Qué influencias tienen? ¿Qué artistas tienen como referentes?
IdA: Al ser tantos las influencias son múltiples y de lo más variadas. A todos nos encanta la década del 60 con artistas como Donovan, The Kinks y los Beach Boys. Ese es un gusto compartido. También escuchamos muchas bandas actuales como Hot Chip y Flaming Lips y tenemos un fetiche con muchos artistas de los 70’s y 80’s como Giorgio Moroder, Arthur Russell o Kraftwerk.

RD: ¿Cómo fue la gira por México?
IdA: La gira por México fue realmente maravillosa. Estábamos bastante asustados porque a dos semanas de irnos sólo nos habían confirmado tres fechas y terminamos haciendo doce shows entre el D.F., Toluca, Cholula y Ciudad Satélite. También participamos del Festival Marvin donde compartimos escenario con músicos que admiramos, como Atlas Sound (EEUU) o Nortec Collective (MX). Nos divertimos mucho, comimos mucho guacamole, tomamos mucho mezcal y conocimos gente bondadosa que nos trató muy bien. Por otra parte, no teníamos idea de cómo nos iba a recibir el público y nos sorprendimos gratamente, nos encontramos con un espectador que tiene una excelente predisposición para escuchar nuevas propuestas. La gente es muy receptiva y tienen un oído desprejuiciado, si les gusta lo que hacés se prenden enseguida. Luego de la gira, además, nos fichó el sello Discos Intolerancia y en un mes sale la edición mexicana de nuestro último disco, así que estamos felices con eso. Todo superó nuestras expectativas.

RD: ¿Qué expectativas tienen para el próximo show en Niceto?
IdA: Muchas. Estamos preparando un recital muy especial. El show es un repaso por la historia de la banda: vamos a revisitar nuestro primer disco, Mompox & The big umbrella (2010), a tocar bastantes temas de ▲ (2011) y mostraremos canciones nuevas que formarán parte del próximo material de estudio. Va a ser un viaje por el pasado, el presente y el futuro de Mompox. Además va a haber visuales de Mateo Amaral, láseres a cargo de Andy Guerberoff, luces de Bruno Giudice, entre otras cosas. Toda gente de mucha trayectoria con la que tenemos la suerte de estar trabajando para este show. Va a haber una puesta visual fuerte. Queremos que la gente se meta con nosotros en el universo Mompox. Además, por primera vez vamos a tener invitados: van a estar con nosotros Maxi Trusso, Michael Mike y Nacho Czornogas (Los Hermanos McKenzie), poniéndole su sello personal a las canciones. Es un verdadero placer porque todos son músicos talentosísimos que admiramos mucho.

RD: ¿Cómo describirías un show de ustedes?
IdA: A nivel musical, nuestros recitales son bastante intensos, con momentos de mucha dulzura y tranquilidad mezclados con momentos mas bailables y otros más oscuros. Después hay un fuerte componente visual y teatral. Desde hace tiempo que empezamos a concebir los shows como una puesta en escena donde cada detalle sonoro y visual van construyendo un todo que es el espectáculo. Creemos que convocar a trescientas personas en un lugar conlleva una gran responsabilidad, estamos pidiéndole a toda esa gente que nos preste atención por sesenta minutos y eso es algo primordial a la hora de pensar un show, hay que ser generosos con el público. Con estos principios como base, tratamos de que en nuestros recitales haya un buen manejo de la sorpresa, que sean entretenidos. Intentamos hacer formar parte a la gente de la dinámica del show, que se metan en el universo que proponemos.


Mompox (2012) – Foto: Kris Tai

RD: ¿Qué proyectos tienen?
IdA: En el verano empezamos a grabar nuestro próximo disco. La idea es que esté listo para mitad del año que viene. Probablemente sea un disco corto, de seis o siete canciones. Venimos haciendo discos largos y esta vez queremos trabajar en pocos temas para focalizarnos bien en ellos y concentrar la energía. En marzo nos vamos nuevamente de gira por México y, probablemente, después de eso hagamos unas fechas en Estados Unidos. Más allá de los viajes y las giras, nos planteamos como proyecto empezar a producir shows de mediana escala acá en Buenos Aires junto con varias bandas de la escena under. Estamos convencidos de que hay excelentes propuestas musicales para ofrecerle al público pero hay que generar el espacio para que esto suceda porque no hay apoyo de la industria ni fomento gubernamental. El negocio fácil sigue estando en el mainstream y si nadie apuesta por la música independiente nosotros mismos tenemos que empezar a producir festivales y fechas, hay que transformarse en agitadores culturales y hacer crecer la escena. Se puede.

RD: ¿Qué pueden adelantar del nuevo material que están realizando?
IdA: Podemos adelantar que tenemos algunos temas más o menos armados pero, la verdad, todavía no sabemos mucho sobre el perfil estilístico del nuevo disco. De hecho, hay cuatro o cinco canciones más o menos terminadas que no tienen mucho que ver entre sí. Algunas son definitivamente poperas y otras son más raras pero creo que el interés del grupo está en seguir desarrollando música bailable y psicodélica. En el show del sábado 6 vamos a estar tocando por primera vez algunos de esos temas.

Mompox presentará 1,2,3 en Niceto Club ubicado en Niceto Vega 5510, C.A.B.A. el sábado 6 de octubre a las 21hs. $30 Entradas anticipadas que pueden comprarse a través de Ticketek o bien en la boletería de Niceto de lunes a sábados de 14 a 23.

Perfect Service, video del primer corte de difusión de ▲