La dupla chilena desembarcó en el Mamba con el set de filmación La Casa Lobo, que día a día se transforma en una obra distinta mientras avanza la grabación de la película

Por Agustina Ordoqui – agustina@revistadinamo.com
@agusinha

Crédito: Juan Troncoso O.

Crédito: Juan Troncoso O.

La pieza de arte no es dos veces la misma. Se transforma cada día; muta en un escenario distinto. Todo en el mismo lugar. Y una cámara capta esta obra en movimiento mientras la película La Casa Lobo toma forma. Así es la exposición La Bella y la Bestia, de Cristóbal León y Joaquín Cociña, que recibió el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Mamba) a mediados de enero.

La muestra en cuestión no es más que el set de filmación del primer largometraje de los dos artistas chilenos, que ya grabaron en el Museo de Bellas Artes y la Galería A2 de Santiago de Chile y en el Kampnagel de Hamburgo.

¿Por qué esta forma de filmar el arte? “Desde que comenzamos a trabajar juntos, uno de nuestros principales intereses ha sido transformar los procesos y las condiciones de producción de una obra en la parte central de ésta”, cuenta León a Revista Dínamo.

Antes de saltar al largometraje, León y Cociña realizaron los cortos Lucía y Luis, que partían de esa idea de “exhibir el proceso de hacer y borrar un dibujo o el proceso de construir y destruir algo”.

“Por otra parte, muchas veces nos parecía más interesante lo que sucedía en nuestros talleres de animación que el resultado final en el video. Entonces queríamos en algún momento rescatar esa dimensión escultórica y un poco performática de la producción audiovisual”, agrega León.

León & Cociña

León & Cociña

Crédito: Juan Troncoso O.

Crédito: Juan Troncoso O.

La película transcurre en una casa de clase media del sur de Chile. Se trata de la pesadilla de María, a veces mujer, a veces niña. A partir de este argumento, la construcción de cada escena es una mezcla es dibujo, luces, voces e improvisación. Los materiales que usan para su trabajo van desde los muebles reales hasta la pintura, el carbón e incluso la basura.

“Para la construcción de los protagonistas usamos masking tape, cinta adhesiva transparente, cartón y pintura”, explican los artistas. Y en cuanto a la grabación, la técnica es el stop-motion: “Sacamos una secuencia de fotografías digitales, entre foto y foto, vamos modificando las figuras y la escenografía”.

El resultado, visto desde afuera para los visitantes del Mamba, es una obra de arte en movimiento, que está viva y se convierte constantemente. La perdurabilidad de su trabajo se refleja en las películas. El resto es un espectáculo visual, pero descartable.

“Son muy pocas las cosas que permanecen al final de una producción y duele menos romper una escultura, un muñeco o borrar un dibujo cuando sabes que seguirá vivo en la película. Es con las películas o cortometrajes que se fijan esas imágenes, como una capa de barniz”, concluyen.

Crédito: Juan Troncoso O.

Crédito: Juan Troncoso O.

Crédito: Juan Troncoso O.

Crédito: Juan Troncoso O.

La Bella y la Bestia, de Cristobal León y Joaquín Cociña
Del 22 de enero al 6 de abril de 2014
Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Mamba)
Av. San Juan 350
Horarios: martes a viernes: 11 a 19 horas. Sábados, domingos y feriados: 11 a 20. Lunes cerrado (excepto feriados).
Entrada: $10; martes gratis

LUCIA from diluvio on Vimeo.

LUIS from diluvio on Vimeo.