El conjunto conformado por Zulma Ontivero y Carlos Filipo presenta su nuevo disco “Sin Razón”, cargado de milongas y melodías que recuerdan al ayer en el presente

el filon

El Filón lanzó su nuevo trabajo discográfico –Sin Razón– “un mundo de tangos, milongas y valses que sugieren pequeñas y simples historias, a veces contadas y cantadas a través de la voz, o contadas solo por nobles instrumentos”, según cuentan los artistas Zulma Ontivero y Carlos Filipo en diálogo con Revista Dínamo.

“El disco invita a recrear situaciones cotidianas y costumbristas de personajes simples y a la vez fantásticos, como cualquiera de nosotros lo somos. Son pequeños viajes a través del tiempo, que suenan al ayer, pero que proyectan el mañana”, prosigue Zulma.

El conjunto surgió en Córdoba hace casi una década y su nombre es un juego de palabras entre los apellidos de ambos: “Fil” por Filipo y “on” por Ontivero. Pero el término “Filón” también sugiere distintos significados. De acuerdo con el diccionario, “es algo de lo cual se puede sacar provecho”, explican y señalan: “Eso está bueno si pensamos en un prometedor futuro para la banda. Y a la vez tiene una sonoridad bastante lunfarda”.

Lo local de su música es uno de los sellos distintos del dúo. “Reconocemos influencias de las músicas con las que crecimos escuchando, como el rock, el blues, el flamenco y el jazz”, añade Carlos. Asimismo, el haberse trasladado a Buenos Aires les sirvió para tener la oportunidad de estar cerca de maestros del género. “Son cosas que solo pueden pasar en Capital, así que estamos más que felices de vivir aquí, aunque nunca abandonamos Córdoba. Como dijo Pichuco: ‘Si siempre estoy llegando”, aclara.

El Filón presentará su último trabajo Sin Razón en el Centro Cultural de la Cooperación el 11 de septiembre. También tiene prevista una fecha en octubre en la Casa de la Cultura y otra en noviembre en la Casa del Bicentenario.