Una noche puede arrancar de diez y puede terminar de mil. ¿Cómo? Cena, libros, charlas y un buen vino en una de las librerías más atractivas y más misteriosas de Buenos Aires